OPE Consultoresopeconsultores.es
Estrategia

¿Hay escasez de ideas innovadoras?

“En ocasiones las ideas nos vienen en los momentos más insospechados, de forma caprichosa, a veces sin entender cómo ni por qué. A pesar de ello, dedicando tiempo y con la ayuda de técnicas de creatividad, cualquier persona o grupo de personas puede generar ideas”.

Existe una percepción bastante extendida de que no hay suficientes ideas innovadoras, de que es difícil generar nuevas ideas y de que esta situación supone un freno para la innovación.

Nuestra experiencia, sin embargo, nos indica lo contrario: a la hora de innovar, la dificultad radica más en la materialización de las ideas que en su identificación o generación.

  • Las ideas se pueden comprar con dinero
    Un caso curioso es el de InnoCentive (www.innocentive.com). Empresas multinacionales como BASF, Boeing, The Dow Chemical Company, Eli Lilly, Henkel o Procter & Gamble fijan sus desafíos en la web de InnoCentive, donde una comunidad global de cientos de miles de científicos tienen la oportunidad de resolverlos a cambio de recompensas que pueden alcanzar cifras millonarias. InnoCentive ha tenido visión de futuro y está sacando provecho de ser un punto de encuentro entre la oferta y la demanda de innovación.
  • Las ideas se pueden identificar de forma gratuita
    Todo el mundo tiene ideas y muchas personas no tienen problema en compartirlas. Gracias al exponencial aumento en el número de usuarios, internet se está convirtiendo en una de las mayores -si no la mayor- fuentes de ideas. Existen multitud de espacios gratuitos en los que las personas comparten de forma voluntaria sus problemas y sus ideas. Ideas4All (www.ideas4all.com) es un buen ejemplo.
  • Todo ser humano tiene capacidad de generar ideas
    En ocasiones las ideas nos vienen en los momentos más insospechados, de forma caprichosa, a veces sin entender cómo ni por qué. A pesar de ello, dedicando tiempo y con la ayuda de técnicas de creatividad, cualquier persona o grupo de personas puede generar ideas. No hay más que probarlo para ver que funciona.

Con todo esto, podemos llegar a la conclusión de que, en realidad, la escasez de ideas innovadoras no es tal y que, además, podemos luchar contra dicha percepción recuperando, generando o adoptando nuevas ideas. En cuanto las tengamos, ya no hay excusa para ponerse a innovar, para llevar las ideas a la práctica. Podemos hacer las cosas de forma diferente, cuestionarnos nuestras formas de hacer y construirlas desde cero para poder acometer las ideas innovadoras, movernos antes de que lo haga ningún competidor, romper las rutinas establecidas, cooperar con otras organizaciones, apostar fuerte, arriesgarnos...

Pero esto ya no es tan sencillo, ¿verdad?

Iñaki Garagorri - OPE Consultores

 

Artículos relacionados

Casos de éxito - Innovación

  • OPE Consultores (Donostia) Zuatzu 4-piso 2-local 1(Edificio Easo) - 20018 Donostia-San Sebastian - tel: +34 943 316 115
Nivel A de adecuación a las pautas de accesibilidad contenido Web 1.0